Un día en Tübingen

Rate this post

Durante mi pasado germano tuve ocasión de visitar Tübingen, a unos 100km de Ulm y cerca de la Selva Negra, tiene 89.000 habitantes de los cuales, 28.000 son estudiantes. Si Ulm me parecía bonito, Tübingen es precioso. Una ciudad joven, alegre, dinamica y bohemia. De no haber hecho mi año Erasmus en el Polo Norte sin duda Tübingen hubiese sido la mejor opción para estudiar fuera.

Al ser la ciudad germana universitaria por excelencia, Tübingen posee el distintivo de tener la edad media más baja de Alemania. Se dice también que es la ciudad con mejor calidad de vida.

Un día es suficiente para recorrer sus calles y conocerla, aunque es una ciudad para vivirla y disfrutarla. Cuenta con miles de actividades a lo largo del año, desde un festival de cine para mujeres, a un festival de cine francés pasando por el Chocolart y el día de sacar a navegar patitos de goma. Es imposible aburrirse si vives aquí.

El ambiente es inigualable, hay mucha gente joven, todo el mundo va en bici y se encuentran flores por todas las esquinas. Esto le da un ambiente perroflauta y bohemio que me encanta. El corazón de la ciudad es un área congelada en el tiempo, caminar por sus calles empedradas junto a los canales, es como entrar en un cuento de hadas.

En este mapa se encuentran los lugares de visita obligada, así como unos paseos orientativos para poder sacarle mejor provecho a la ciudad en poco tiempo.

Platanenallee

Para comenzar la visita lo mejor es acercarse a esta avenida de Castaños de Indias bicentenarios, desde donde se aprecia el fotogénico “frente” de Tübingen. Las casas coloridas, las barcas y la amarilla torre Hölderlin al fondo forman la postal más emblemática de la ciudad.

La avenida se encuentra en la isla verde del Neckar. Estas imágenes de la orilla recuerdan ligeramente a la ciudad de Brujas.

PlatanenalleePlatanenallee am Neckar

Zwingel

Tras pasar el Eberhardsbrücke, el puente que atraviesa el río Neckar, entramos en la ciudad atravesando el Zwingel, restos de la antigua muralla medieval (S. XIII) que defendían la ciudad. Ahí es donde se encuentran situadas las casas coloridas que podían observarse desde el Platanenallee.

Desde aquí se accede a los embarcaderos desde donde se realizan los paseos en las originales y tradicionales barcas Stocherkahn. El Stocherkahn es una pequeña embarcación de madera, que se parece a las góndolas de Venecia.

Siguiendo el recorrido por los estrechos callejones junto al río, nos encontramos con  antiguos baños públicos “Neckarbad” y con rincones muy bonitos.

Torre Hölderlin

En el Zwingel se encuentra la torre donde Friedrich Hölderlin, poeta del romanticismo, pasó sus últimos años encerrado aquejado de una enfermedad mental. 

Torre HölderlinTorre Hölderlin

Marktplatz y Rathaus

Para llegar a esta plaza desde el Zwingel hay que subir una cuesta. Tübingen es cuesta arriba todo el tiempo, sin embargo al ir entretenido mirando el paisaje, el esfuerzo se hace más llevadero.

MarktplatzMarktplatz

El Marktplatz es donde tiene lugar a diario el mercado de frutas y verduras. En esta plaza se encuentra el Rathaus (Ayuntamiento), un edificio renacentista en el que destacan sus pinturas y su reloj astronómico, construido por el matemático local Johannes Stöffer en 1551.

En el centro de la plaza se encuentra la fuente de Neptuno.

RathausRathaus

Hohentübingen Schloss

Si seguimos subiendo llegamos al castillo, hoy en día perteneciente a la Universidad. En las dependencias de este castillo se realizó la primera observación documentada del ADN en 1868. El médico Felix Hoppe-Seyler tenía aquí su laboratorio y era profesor de Friedrich Miescher, el descubridor del ADN.

Hohentübingen SchlossHohentübingen Schloss

Es el sitio ideal para contemplar la ciudad y entender porque se la conoce como “la ciudad puntiaguda”.

Ciudad puntiagudaTejados puntiagudos

Stiftskirche

En la calle Holzmarkt nos encontramos con la majestuosa Stiftskirche, primera iglesia protestante, construida en el siglo XII. Con la fundación de la Universidad en 1477 fue aula de seminarios acogiendo a 300 alumnos. En una de las librerías laterales trabajó de joven Hermann Hesse.

Convertida en la iglesia más importante de la región merece especial atención sus vidrieras, el conjunto de tumbas y sepulturas de los Condes y Duques de la región y su altar con uno de los coros más preciosos del sur de Alemania.

Desde aquí se puede visitar también el Münzgasse, donde se encuentra el antiguo salón de la universidad situado justo enfrente de la Iglesia.

Ammergasse

Una vez en el centro llegamos a Ammergasse, calle por la que discurre un regato cuyo canal está ornamentado con flores.

Perpendicularmente a esta calle se encuentra la calle Judengasse donde se encuentra el antiguo barrio judío. El Tübingen bohemio se concentra aquí, en las plazas animadas y el esplendor de la zona universitaria. Entre estas calles se encuentra la parte más bonita de la ciudad.

Kornhausstrasse

Debe su nombre al edificio más importante de la misma, el Kornhaus, antiguo almacén de cereales  construido en 1453. A lo largo de la historia ha tenido varios usos: mercado, salón de actos, escuela y hasta taberna. Hoy en día alberga el museo de la ciudad.

Burse

En la Burgsteise, una de las calles más antiguas y conocidas del altstadt de Tübingen se encuentra esta residencia estudiantil cuyo edificio fue construido alrededor de 1482 y reconstruido hacia 1803 en la primera clínica de Tübingen. Entre sus pacientes se encontraba el poeta Hölderlin, expulsado del lugar por considerarlo “un caso incurable”.

El número siete se encuentra la que fue casa del astrónomo Michael Mästlin, maestro de Kepler.

Evangelisches Stiff

Las calles, con bellísimas casas de tejados puntiagudos con entramados de madera, se abren paso hasta el antiguo Monasterio de Agustinos. El paisaje parece sacado del cuento  de Hansel y Gretel.

El Stiff es un lugar único. Aquí estudiaron personajes como Hegel, Schelling o Kepler. Podría decirse que aquí se levantaron los pilares del pensamiento europeo. Actualmente es una de las residencias de estudiantes más afamadas de Alemania.

Jakobuskirche

Iglesia de San Jacobo, del año 1500, importante lugar de paso en el peregrinaje a Santiago de Compostela, porque sí, ¡por esta ciudad pasa el Camino de Santiago!

Barrio de las monjas

En el se encuentra la Nonnenhaus (Casa de las Monjas), lugar de reunión de las hermanas beatas y antiguo WC desde el que se vertían las aguas hacía el canal.

Wilhelmstrasse

El centro de la ciudad vieja se encuentra esta calle, donde se ubican bonitos edificios, la biblioteca universitaria y un gran jardín botánico.

Una de las habitaciones de esta biblioteca alberga una colección de figuritas, fabricadas del colmillo de un mamut, descubiertas por arqueólogos en el año 1931.

Se debe intentar visitar también la Universidad Karl Ebernard, fundada en el siglo XV, donde siempre está abierto el Planetario.

Mercadillos

Todo sitio bohemio por excelencia debe estar plagado de mercadillos callejeros para deleite de visitantes perroflautas como yo.

Entre Julio y Septiembre podemos encontrar un mercado de las pulgas en la calle Uhlandstraße. Los habitantes de la ciudad colocan sus puestos, en los que ponen a la venta todo lo que han ido acumulado durante años. En este mercadillo se puede encontrar de todo: desde ropa, hasta viejos discos de vinilo, porcelana antigua, siempre se encuentra escondida alguna interesante rareza.

Durante un fin de semana en Julio podemos encontrar en la plaza Jakobusplatz el  Mercado de las Oportunidades, un mercado artesanal, en el que unos 70 expositores presentan sus obras y trabajos cada año. Este mercado acumula cada año a más público gracias a la originalidad de las ideas, mostrando la diversidad en los usos de la madera, la cerámica, la piedra, el vidrio, la lana, el papel y otros materiales cotidianos. En este mercado, la fantasía y la creatividad no tienen límites.

Mercado de arte en Nonnenhaus, desde las 10:00 a las 16:00, más de 70 artistas, principalmente procedentes del sur de Alemania, presentan aquí sus productos de artesanía. Es un colorido mercado con puestos atentamente decorados donde se pueden encontrar una gran variedad de joyas, manualidades con fieltro, artículos de cerámica, trabajos en metal, fotografías, productos de carpintería, minerales y otros llamativos materiales.

Eventos

ChocolArt el mercado del chocolate que se celebra en la ciudad entre finales de Noviembre y principios de Dicembre,  tiene que ser algo así como tocar el cielo con el paladar. 100 chocolateros internacionales rinden homenaje a la semilla del cacao. Bombones, chocolate extrafino elaborado a mano,  masajes con chocolate y degustaciones son sin duda un placer para todos los sentidos.

El 6 de octubre se celebra en el río Neckar la Carrera de Patos de Goma de Tübingen. Desde 1999, una vez al año se sueltan más de 6000 patos de goma en el Neckar. Para que no se vuelquen por el camino, se les pone un peso de metal en la parte baja, que los mantiene en equilibrio y les ayuda a correr.  En la oficina de Turismo del Neckarbrücke se puede adquirir por 3 euros un pato que será soltado junto al resto el día de la carrera. Todos estos estarán esperando en la línea de salida el día de la prueba. Y a las 14:00, ¡comienza el espectáculo!

El 31 de Mayo se celebra la  batalla de las Stocherkähne, más 40 barcas, con ocho personas cada una, esperan al disparo de salida, pegándose unas a las otras en el embarcadero de Hirschau. Cualquiera que posea una Stocherkahn en Tübingen, debidamente inscrito en el registro de la propiedad, puede participar en esta carrera. Durante los dos kilómetros hasta la línea de meta, en el puente de Ammertalbahn, se colocan algunos obstáculos. Entre ellos está  el «ojo de la aguja», una zona estrecha debajo del Neckarbrücke por el que todas las barcas deben pasar ante el griterío de los espectadores .Este es el punto más concurrido ya que se espera siempre que haya fuertes colisiones y atascos. La gente se agolpa para ver palos rompiéndose al chocar unos con otros, equipos remando con los brazos como si su vida dependiera de ello y todos ellos disfrazados para hacer la jornada más divertida.

Stocherkahn Stocherkahn

Entre los mejores eventos de la ciudad no puede faltar el mercado navideño donde, durante el mes de Diciembre, se puede degustar el mítico Glühwein (vino caliente). El mercado se extiende por todo el centro de la ciudad, desde la parte baja de la ciudad, pasando por el puente Krumme Brücke y la calle Kornhausstraße, la Plaza del Mercado y el Holzmarkt, hasta la calle Neckargasse, Neue Straße y alrededor de Nonnenhaus.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »