Los 80 están de moda y Stranger Things rinde homenaje a los misterios sobrenaturales de aquella época.  Nos sitúa en noviembre de 1983 en medio de la Guerra