Stranger things

Rate this post

Los 80 están de moda y Stranger Things rinde homenaje a los misterios sobrenaturales de aquella época.  Nos sitúa en noviembre de 1983 en medio de la Guerra Fría, Reagan, Atari, La patrulla X, Coca Cola, He-Man, Steven Spielberg, George Lucas y Stephen King. La infancia de una generación que  acampaba debajo de las sábanas con una linterna devorando libros, que se sumergía durante horas en Dragones y Mazmorras y se comunicaba a través de Walkie talkies. Bicicletas molonas que te permitían volar a otros mundos. El señor de los anillos y El Hobbit, los mundos de fantasía de los juegos de rol. Adultos que fumaban todo el tiempo en cualquier sitio. Mochilas polivalentes en las que los niños llevaban todo tipo de trucos Mcgiverianos y bombillas gordas de navidad (nada de leds quejumbrosos) que transmiten mensajes de universos paralelos.

Stranger Things cuenta la historia de un niño (Will Byers) que desaparece en el pequeño pueblo ficticio de Hawkins (Indiana) sin dejar rastro. Sus amigos y su familia junto con el sheriff se ven envueltos en una trama paranormal intentando encontrarlo. Una niña rara será el hilo conductor de la intriga que revelará experimentos secretos del gobierno de los EEUU.

 

Trailer en español de Stranger things

El grupo de niños son reconocidos como los nuevos Goonies. Niños frikis que dentro de su rareza consiguen molar más que el resto. Niños normales a los que suceden cosas extraordinarias, el hilo conductor de las películas de los 80.

Los nuevos Goonies

 

Stranger things juega con la nostalgia y los sentimientos. La tipografía de los créditos y el tipo de iluminación te retrotraen al pasado de las películas ochenteras de ciencia ficción. La serie, tiene el mérito de haber sabido aunar todo el batiburrillo de referencias ochenteras con “Should I Stay or Should I Go” de The clash como himno.

Lo que más me gusta de la serie es su estética de los 80, soy muy fan. La serie hace continuos guiños (que no copias, no seamos mal pensados) a películas como  Los Goonies, Tiburón, E.T el extraterrestre, La Cosa, Regreso al futuro, Posesión Infernal, Cuenta Conmigo, Cristal Oscuro, Alien, El Resplandor, Encuentros en la tercera fase, Pesadilla en Elm Street, Los Bicivoladores, Poltergeist, Exploradores, Viernes 13 o Star Wars.  Hacen referencia a Cosmos de Carl Sagan y me encanta que mencione a la Patrulla X.

Si de rescatar el pasado se trata, la serie ha rescatado muy bien a Winona Ryder que necesitaba un empujón para volver al estrellato.

Lo que menos me gusta son los sin sentidos que a veces se encuentran. Los guionistas quieren llevar la trama tan al límite que a veces la pifian al resolverla. Empieza muy bien pero va perdiendo fuelle por el camino, el desenlace final me ha decepcionado. Algo que bien estructurado habría dado para una película maravillosa, al querer alargarlo para convertirlo en serie, no hace más que estirar la trama gratuitamente. Se acaba convirtiendo en una retahíla de capítulos de Expediente X, juntando fenómenos paranormales sin sentido.

La primera temporada de Stranger Things cierra el misterio que la iniciaba por lo que no tiene sentido alargar más esa trama. La segunda va a transcurrir un año después del fin de la primera, con los mismos personajes y la misma trama que aparentemente no da más de sí. A veces hay series que deberían convertirse en películas para brillar con luz propia.

Se dice que es la mejor serie actual sobre fenómenos paranormales, habrá que preguntarle a Iker a ver qué opina del tema.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »